31 ago. 2011

¿Qué es el glaucoma?


Todos hemos oído hablar del glaucoma, pero, ¿de qué se trata exactamente? El glaucoma es una condición causada por el exceso de presión en los globos oculares. Aunque suene doloroso, la mayoría de las personas no tiene idea de tenerlo.

El glaucoma es atemorizante, porque cuando aparecen los primeros síntomas, ya es demasiado tarde para hacer algo al respecto. Una vez que la espiral descendiente comienza, no hay nada que nadie pueda hacer para detenerla.         

Los primeros síntomas de glaucoma son una visión como de túnel, y el estrechamiento del campo de visibilidad. Esto rápidamente se desplaza hacia la etapa final del glaucoma, que es la ceguera permanente.

La causa principal del glaucoma es la pobre circulación por la zona de los ojos, los conductos tapados, y un drenaje pobre. Estos síntomas son causados por demasiado estrés, tensión, estresantes externos o demasiadas toxinas en el cuerpo.

Tratamiento del glaucoma

La única cura para el glaucoma es la medicación para la presión intraocular, o drenar el fluido de los ojos. Estos son soluciones veloces, y sólo logran aliviar los síntomas pero no dan solución al problema. La mayoría de las personas terminará por quedarse ciego. Estas soluciones sólo prolongan lo inevitable, por algún tiempo más.           

El glaucoma usualmente es causado por el estrés y, una vez que ha sido diagnosticado, el estrés no se detiene. En la mayoría de los casos, el estrés sólo empeora. Hoy las personas están ansiosas, nerviosas y temerosas de a ceguera.

El miedo a lo desconocido y la preocupación comienzan a consumir sus vidas diarias, sólo aportando más estrés y tensión a los ojos. Al final, sólo estarán empeorando los síntomas en lugar de tomar pasos para intentar dar solución al problema.

Cualquiera que sufra de glaucoma debería buscar ayuda médica, porque si se lo deja sin detectar ocurrirá un cuadro de ceguera permanente. Sin embargo, puede tomar pasos para curar las condiciones oculares usted mismo, aprendiendo a relajar los ojos.

Tómese el tiempo de relajarse por completo antes de irse a dormir. Mientras esté recostado en su cama con los ojos cerrados, visualice sus músculos relajándose, desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Concéntrese especialmente en relajar los músculos alrededor de los ojos. La relajación completa antes de quedarse dormido le asegurará un mejor descanso, y un despertar más fresco.

El glaucoma puede ser algo atemorizante, pero aprender a relajar sus ojos será un paso hacia el alivio de esta condición.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...