9 feb. 2012

Recordatorio a nuestros hijos



Hijo mío:

-Te di la vida, pero no puedo vivirla por ti.

-Puedo enseñarte muchas cosas, pero no puedo obligarte a aprender.


-Puedo guiarte y dirigirte, pero no responsabilizarme de lo que tú haces

-Puedo hablarte extensamente acerca de la RESPONSABILIDAD... Pero serás tú, y únicamente tú, el responsable indiscutible y total de todos tus actos. Grabatelo muy bien en la mente.

-Puedo instruirte sobre lo bueno y lo malo, pero no puedo decidir por ti. Recuerda
que en esta vida no hay premios ni castigos: sólo CONSECUENCIAS

-Puedo enseñarte a compartir, pero no puedo forzarte a hacerlo. Eso es algo que únicamente tu conciencia te podrá dictar.

-Puedo hablarte del respeto y la consideración hacia los demás, pero no puedo pedírtelo si tú no los consideras importantes.

-Puedo darte amor, pero no puedo obligarte a aceptarlo ni a que tú lo des.

-Si quieres ser respetado, sé respetuoso. Recuerda que el verdadero respeto no se impone: se inspira. Esa es una gran verdad, no la olvides .

-Puedo exhortarte a la necesidad detener altas metas, pero no puedo alcanzarlas por ti.

-Puedo enseñarte acerca de la bondad, pero no puedo obligarte a ser bondadoso.

-Puedo tratar de educarte lo mejor que pueda, pero no puedo hacerte educado.

-Puedo aconsejarte sobre las buenas amistades, pero no puedo escogértelas.

-Puedo recomendarte, pero no garantizarte.


También puedo hablarte acerca de la paz y la armonía que debe reinar entre tú y tus semejantes, pero eso es algo que tú deberás establecer según sean aquellos con quienes convives. Pero lo que sí te puedo asegurar es que dando siempre lo mejor de ti, recibirás lo mejor de los demás.

¿Qué más te puedo decir?

-Puedo decirte que el alcohol en exceso es peligroso, pero no puedo decir “NO” por ti.

-Puedo hablarte y educarte acerca del sexo, pero no puedo mantenerte puro.

-Puedo amonestarte en cuanto al pecado, pero no puedo por eso hacerte una persona moral.

-Puedo advertirte acerca de las drogas... pero no puedo evitar que caigas y las uses.

- Puedo explicarte cómo vivir, pero no puedo darte vida eterna.

Con cariño: 

Tus padres
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...