9 mar. 2012

La magia del libro


Nadie puede negar la fuerza educativa de un libro. Educa tanto la mente como el espíritu.
 
Es un poderoso instrumento para decirles a los jóvenes lo que hubo, lo que hay y lo que podría haber en la vida. Sin ellos las vivencias personales quedarían guardadas en el cajón de los recuerdos. De ahí que no sea extraño que un libro bueno, escrito con inspiración, decida el destino de un hombre. 
“Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer”. - Alfonso V.
Leer un libro es abrir una ventana por la cual se ve y se conoce el mundo. Es abrir la mente a historias de personas que ya caminaron el camino, es andar sin caminar, es vivir sin explorar. Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.

Borges dice que “De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”

El leer te da conocimiento, luego el conocimiento te hace pensar, cuando piensas puedes elegir y cuando eliges, eres libre.  
“Lee y conducirás, no leas y serás conducido”. - Santa Teresa de Jesús.
Suele decirse que cuando alguien regala un libro, además de obsequio, es un delicado elogio pues quien lo hace esta honrando tu gusto por la lectura. 
“En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás”. - Jackes Benigne Bossuet.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...