29 feb. 2012

Lo que usted debe saber sobre el agua embotellada



Imagínese que tengo un producto que quiero venderle, se llama “AirFlow 3.0”. Es un equipo de ventilación que bombea aire de afuera hacia adentro de su casa. El sistema está  elegantemente empacado y le dará a usted un estilo sofisticado de vida en familia. Está disponible por sólo $ 5 por día, por persona! ¿Le interesa?

Bueno, para ser claros: “AirFlow 3.0” bombea aire sin hacerle algo que lo haga diferente del aire del exterior. Contiene las mismas partículas contaminantes y olores curiosos, y no hace nada especial para mejorar su salud. Usted estará realmente pagando por el aire exactamente igual que el que recibe de forma gratuita. ¿Todavía está interesado?


Por supuesto que no. Pues bien, sepa que la estrategia de negocio de “AirFlow 3.0” es la misma que utilizan esencialmente las aguas embotelladas, la diferencia es que no lo hacen tan descaradamente, en la promoción incluyen palabras clave como "mineral" o  "primavera".

Entonces, ¿Que estamos comprando? Los estadounidenses consume cada uno  en promedio casi 30 litros de agua embotellada al año, lo que hace que sea la segunda bebida comercial más consumida en los Estados Unidos; lamentablemente, los refrescos es el primero. Lo triste de esta historia es que de acuerdo a los análisis realizados por dependencias reguladoras, el agua embotellada que se comercializa, no es más pura que el H2O que sale por el grifo.

A continuación, podrá ver una luz sobre lo que realmente está sucediendo detrás ese nombre de fantasía y la etiqueta de frescura y salud que rodean a la que -por ahora- es su marca favorita de agua embotellada.

- No sabe nada mejor. En un estudio realizado en el 2010 y publicado en la Revista deEstudios Sensoriales, los investigadores preguntaron a las personas para calificar el sabor de seis aguas embotelladas y seis tipos de agua del grifo. Encontraron que, en general, el agua embotellada no presentó ninguna diferencia a su favor en relación con la de la  llave. La razón: La concentración de minerales que da la pureza al agua, no influye en el gusto del consumidor. Los participantes en el estudio que prefirieron el agua con mineralización media, al final la describieron simplemente como "más fresca", pero con “mal sabor”. Lo que está claro: Al llenar su vientre con agua potable antes de las comidas puede ayudar a perder un montón de peso. De hecho, es uno de los 20 hábitos de las personas que se conservan delgadas. 


- No es tan pura como se promociona. El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales en USA, probó recientemente 1.000 botellas de agua y descubrió que alrededor del 22 por ciento de las marcas en el estudio presentaban contaminantes químicos en niveles superiores a los límites estatales de salud. Y en el 2011, investigadores de la UCLA analizaron seis marcas de agua embotellada y encontraron que mientras que ninguno contenía niveles mas altos que los permitidos, los seis superaron los limites de Salud Pública de California para el arsénico. También importantes investigaciones muestran que cuando algunos tipos de botellas de plástico se calientan por las altas temperaturas ambientales, los productos químicos del plástico pueden filtrarse en el contenido de la botella, una buena razón para no almacenar cajas de agua durante el verano. La lección: No deje que la publicidad de la etiqueta como "pura" y "natural" le engañe. A diferencia del agua embotellada, el agua del grifo está sujeta a estrictas normas federales, estatales y locales, lo que es una selección de bebida más segura. 
- El nombre es solo una farsa. ¿Es posible que se glorifique el agua del grifo? Claro! Tan solo métala en una botella y déle nombres exóticos y póngale etiquetas que evocan cascadas tropicales y manantiales que caen de la cima de la montaña. La realidad: un 25 por ciento de toda el agua embotellada proviene de las fuentes de agua municipales. Dasani de Coca-Cola, por ejemplo, es nada más que agua del grifo purificada con minerales agregados. Y Aquafina de Pepsi? Otra botella de agua de la ciudad. No sé ustedes, pero si me voy a beber agua del grifo de todos modos, prefiero ahorrar algo de dinero y beber la versión gratuita. 
 
- Se hace daño a nuestro planeta. La mayoría de las botellas de agua están hechas de un plástico de polietileno de tereftalato o PET. Hay dos problemas con las botellas de PET. 

Problema 1: Se toman un barco cargado de petróleo crudo para producirlas. Investigadores de la Universidad de Louisville estimaron en un estudio que alrededor de 17 millones de barriles de petróleo se consumen cada año para fabricar botellas de PET, siendo esta una de las principales razones del porqué el agua embotellada cuesta más que el agua de grifo e inclusive que la gasolina. 

Problema 2: Se suele tirar los envases vacíos a la basura, en lugar de hacerlo en el contenedor de reciclaje. Según el Container Recycling Institute, casi el 90 por ciento de los 30 mil millones de botellas de agua de PET que se compran cada año acaban en los basureros municipales, lo cual es un gran problema si tenemos en cuenta que las botellas de PET tomar de 400 a 1.000 años para descomponerse. El resultado final: Todos debemos seguir el ejemplo de activistas conscientes del medio ambiente como la gente de la Universidad de Vermont, que recientemente prohibió las ventas de agua embotellada en el campus y optar por el grifo siempre que sea posible.

Comentario final: El agua embotellada no es la única bebida dudosa que se tiene que tomar en cuenta. Hay en el mercado muchas otras bebidas embotelladas llenas de azucar y calorías suficientes para frustrar sus planes de adelgazar o conservar la silueta y la buena salud.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...